Secciones
REALEZA BRITÁNICA

La princesa Diana sabía que nunca se convertiría en reina por esta razón

Lady Di tenía clara la razón por la que sentía que la familia real se sentía "amenazada" por ella

CELEBRIDADES

·
La princesa Diana imprimía 'miedo' en la familia real británica por su fuerza

“No lo creo, no”, contestó la princesa Diana a Martin Bashir, en una entrevista que fue emitida por la BBC el 20 de noviembre de 1995, cuando le preguntó si creía que algún día se convertiría en reina. La respuesta fue impactante, pero las siguientes palabras de Lady DI fueron aún más fuertes, pues sabía el motivo exacto por el que no podía verse en un futuro como la monarca de Inglaterra.

“No me veo a mi misma como la reina de este país. Creo que muchas personas no quieren que sea reina… cuando digo “muchas personas”, me refiero a las que están establecidas en este matrimonio”, mencionó haciendo referencia a la familia real británica y su matrimonio con el príncipe Carlos.

Cuando Lady Di se casó con el príncipe había una tangente que indicaba que serían ellos los próximos reyes de la nación, pues Carlos es el sucesor de la reina Isabel II, por lo que convertía a la pareja en los siguientes candidatos, pero según las palabras de la princesa, desde entonces sabía que no llegaría a estas instancias porque la familia no lo quería ahí.

Me gustaría ser la reina en el corazón de las personas”, agregó. Además de lo que comentó sobre la familia real añadió que “ellos decidieron” que no era la indicada para ocupar el lugar de Isabel II“Porque hago las cosas diferente, porque yo no me guio por un libro de reglas, porque yo lidero con el corazón no con la cabeza”, enlistó las razones por las cuales no la querían gobernando.

Con un semblante triste y decepcionante, Diana comentó que “alguien debe salir y amar a la gente”, aunque esto “le cause problemas en el trabajo”. “Me ven como una amenaza de algún tipo. Estoy aquí para hacerlo bien. No soy una persona destructiva”, puntualizó sobre lo que vivía dentro de la realeza y que de alguna manera muchos la veían como una amenaza.

La madre del príncipe William y Harry tenía en cuenta que había algo que causaba en los demás cierto miedo: su fuerza. “Creo que cada mujer fuerte en la historia tiene que pasar por un camino similar. Es la fuerza. Es lo que causa la confusión y el miedo. ¿Por qué es fuerte? ¿A dónde lo lleva? ¿Cómo lo va a utilizar? ¿Por qué el pueblo la sigue apoyando?”, sentenció sabiendo que nunca sería reina, pero las razones las tenía claras.