Secciones
REALEZA BRITÁNICA

Comentarios despectivos del príncipe Carlos a la princesa Diana motivaron que fuera bulímica

La fallecida Lady Di se vio afectada por la manera en la que Carlos se refería a su cuerpo

CELEBRIDADES

·
La madre de William y Harry era bulímica y todos en la monarquía lo sabíanCréditos: Instagram

El 29 de julio de 1981 Diana de Gales y el príncipe Carlos contrajeron matrimonio en la catedral de San Pablo, ubicada en el centro de Londres. Uno de los días más felices para la princesa, pero no para Carlos, quien vivía enamorado de Camila Parker. Los problemas que se suscitaron entre Diana y el príncipe provocaron en Lady Di problemas de ansiedad. La bulimia fue el trastorno más difícil de lidiar.

El hijo de la reina Isabel II estaba desesperado por encontrar una esposa y con tan solo 19 años Diana “cayó del cielo”. Expertos afirman que la princesa llegó a la vida del próximo monarca de Inglaterra como una “princesa de Disney en la vida real”, pero ante la insistencia de casarse se apresuró la boda; incluso Diana en una ocasión contó que vio a Carlos 13 veces antes del matrimonio.

En estas visitas, una le provocó a la princesa un disgusto que desencadenó sus problemas de bulimia. “Estás un poco gordita de aquí, ¿no?”, le mencionó el príncipe a Diana. Este es un relato que ella misma contó a su biógrafo Andrew Morton, la grabación no se transcribió hasta 1991 y fue publicada por el "Daily Mail", lo que causó la indignación de muchas personas al escuchar lo que había padecido Lady Di a causa del comentario del ahora esposo de Camila.

En esta narrativa se cuenta que, posterior a lo mencionado por Carlos, Diana “estaba desesperada”, pues no sabía cómo resolver lo que le habían comentado, por lo que sólo encontró una opción que en su momento la hizo sentirse mejor. “Recuerdo la primera vez que me provoqué el mal. Estaba emocionada, porque pensé que así aliviaba la tensión”, comentó. Este trastorno se volvió un problema enorme que incluso involucró a las personas que estaban diseñando su vestido de novia.

Diana de Gales estaba preparando los últimos detalles de su boda, entre ellos el vestido, el cual había solicitado fuera estrictamente como lo quería, pero su problema de bulimia afectó las medidas del traje de novia. Cada vez que iba a una prueba, bajaba impresionantemente de talla. “La primera vez que me midieron para el vestido de novia, tenía 73 centímetros de cintura. El día que me casé, medía 60 centímetros”, reveló.

El día del enlace matrimonial Diana caminó por el altar sintiéndose la mujer más afortunada y enamorada, aunque sabía que Camila Parker podría estar presente, por lo que la buscó entre los invitados hasta que logró encontrarla. “Recuerdo estar tan enamorada de mi marido que no podía apartar mis ojos de él. Absolutamente pensaba que era la chica más afortunada del mundo. Que iba a cuidarme. Bueno, estuve equivocada en esa suposición”, relató.

Lo sucedido con Parker y su esposo, además de su problema de bulimia, la orilló a pasar tiempos muy complicados, en esta entrevista manifestó que estuvo a punto de suicidarse. “Estuve muy deprimida, y traté de cortarme las venas con cuchillas de afeitar”, dijo. Finalmente después de algunos años logró superar su padecimiento, así lo contó su chef, Darren McGrady. “Es un error pensar que no le gustaba comer. Diana había confrontado y superado la bulimia”.