Secciones
CELEBRIDADES

El fulgurante amor de los padres de Meghan Markle

Doria Ragland y Thomas Markle se enamoraron perdidamente y tuvieron una boda poco convencional algunos meses después de haberse conocido

CELEBRIDADES

·
Los padres de Meghan Markle vivieron un fulminante amor que los motivó a casarse en una ceremonia budista

Meghan Markle (41) y el príncipe Harry (38) se conocieron en 2016 y al año siguiente anunciaron su compromiso. Un caso similar ocurrió con los padres de la duquesa de Sussex, quienes decidieron casarse solo meses después de conocerse. Un tío de Meghan reveló detalles sobre la fulgurante historia de amor que vivieron los padres de la actriz.

Corría la década de los 70 cuando Thomas Markle (78) y Doria Ragland (66), los suegros de Harry se conocieron. En 1979 ambos trabajaban en una producción televisiva y se produjo el flechazo. La pareja coincidió en el set de General Hospital, una serie en la que la madre de la duquesa oficiaba como maquilladora y su padre como director de iluminación.

Thomas Markle y Doria Ragland se conocieron en 1979 y se casaron el mismo año (Twitter)

Entonces, Ragland tenía 23 años y Markle 35, aunque la diferencia de edad no importó y el vertiginoso romance comenzó a avanzar a pasos agigantados. Los novios llevaban apenas seis meses de relación cuando decidieron dar el paso y casarse en una ceremonia poco convencional.

El tío de Meghan Markle, Joseph Johnson, habló sobre el breve noviazgo de su hermana con Daily Mail. En la conversación reveló que la noticia del enlace fue tan sorpresiva que, “ninguno en la familia sabía nada sobre Tom hasta que recibimos las invitaciones de boda”.

Doria Ragland y Thomas Markle dieron el sí en una ceremonia budista (Twitter)

La pareja que se llevaba por 12 años, decidió casarse en el Self-Realisation Fellowship Temple de Los Ángeles, un templo de imitación india que estaba dirigido por el sacerdote budista Bhaktananda. El hermano de la novia, dijo en la entrevista con el medio británico que Ragland “estaba fascinada por las religiones alternativas y el yoga”, una pasión que Meghan Markle aún conserva.

En una entrevista con la revista Elle, la nuera del rey Carlos III abordó la historia de amor que vivieron sus padres a finales de los 70. “Me gusta pensar que se sintió atraído por sus dulces ojos y su afro, además de su amor compartido por las antigüedades. Fuera lo que fuera, se casaron y me tuvieron”, expresó Markle en aquella oportunidad.

Luego de concretado el enlace, la pareja se fue a vivir unida y en 1981 le dieron la bienvenida a su única hija. Sin embargo, el amor terminó cuando la pequeña Meghan tenía seis años y firmaron el divorcio ocho años después de haberse casado. Después de la separación ninguno se volvió a casar. Ragland se convirtió en instructora de yoga y Markle continuó trabajando como iluminador hasta su retiro.