Secciones
SERIES DE NETFLIX

¿Cuál es la realidad y la ficción en la serie de Netflix, ‘The Crown’?

La serie ha sido duramente criticada por expertos pero también por la realeza británica

TELEVISIÓN

·
¿Cuál es la realidad y la ficción en la serie de Netflix, ‘The Crown’?

Tras la muerte de la reina Isabel II, la serie de Netflix basada en su vida y en los miembros de su familia, The Crown, se convirtió en uno de los programas más vistos, pues muchos han sido los que se interesaron en descubrir más allá de la monarca que se convirtió en historia durante el siglo XX y parte del XXI.

Aunque sigue la vida de la realeza británica desde que Isabel II fue proclamada y posteriormente coronada como reina de Reino Unido, algunos aspectos de la producción son verdaderos, mientras que otros tuvieron libertad creativa para generar expectativa entre los televidentes.

The Crown: ¿Verdad o ficción?

La realidad sobre un hecho histórico

Recientemente, el diario británico The Telegraph habría publicado una petición del Palacio de Buckingham sobre The Crown, asegurando que es solo un drama, pero no un documental, dicha exigencia de la casa real habría puesto presuntamente en jaque a los productores de esta empresa.

Desde el Palacio ha solicitado a la plataforma que de alguna u otra forma deje en claro a la audiencia, mediante una advertencia clásica, que esta distribución es simplemente una ficción, esto con el objetivo de aclarar a quienes ven esta historia en pantalla que no todo lo que aparece en ella sucedió tal cual aparece en cada capítulo.

Existen situaciones en la serie que no pasaron en la vida real

Sin embargo, algunos autores y expertos de la realeza han afirmado que ciertas situaciones plasmadas en la ficción sí sucedieron en la vida real. De acuerdo con Andrew Neil, quien fue editor del diario The Sunday Times por muchos años, alegó que la escena de una banda de burócratas con gabardina se reunió en un puesto de diarios para comprar de primeros la edición recién impresa de antes mencionado con un titular: “La reina está consternada ante la ‘indiferencia’ de Thatcher”, había sido falsa.

 “Son disparates”, afirmó Neil. “Todas las primeras ediciones se entregan a ambos, tanto al Palacio como a la residencia del primer ministro, por lo que esa escapada nocturna para comprar los diarios es superflua”, explicó Andrew al mismo diario.

Isabel II sí mantenía una relación muy tensa con Margaret Thatcher

Escenas que también son ficción

Neil, quien publicó la famosa primicia sobre las tensiones entre la reina Isabel II y Margaret Thatcher, dijo que la escena inventada le había permitido a Peter Morgan, el creador de la popular serie de Netflix sobre la familia real británica, retratar el Londres de los ochenta como un lugar de “miseria y pobreza”; dicha escena corresponde a la cuarta temporada de la serie.

A lo largo de las cuatro vívidas temporadas de The Crown, Morgan nunca negó que tomaba licencias artísticas para crear la saga de los miembros de la realeza, exponiendo sus alegrías y tristezas en el contexto de la historia británica del siglo XX. No obstante, la serie entró en conflicto con las personas que conocieron de primera mano esa historia.

La quinta temporada centrará su historia en la relación de Lady Di y Carlos III

Los diarios y los programas de televisión se llenaron de comentarios tensos sobre cómo The Crown deforma la historia en su relato de la década turbulenta en la que el entonces príncipe Carlos se casó con Lady Di y Thatcher desató una revolución de libre mercado en la sociedad británica. Los historiadores aseveran que las discrepancias son completamente inconcebibles.

Los eventos relacionados con Neil sí sucedieron, a la reina le causó frustración que Thatcher se negara a unirse a los otros 48 miembros de la Commonwealth para apoyar las sanciones en contra del régimen de apartheid en Sudáfrica.

También se puntualizan detalles como el hábito de fumar, la producción de los retratos reales, cómo fue la educación de Isabel y su hermana Margarita, el rol de la reina como cabeza de la iglesia anglicana o cómo la monarca era una experta mecánica en su juventud.