Secciones
REALEZA BRITÁNICA

Las rarezas que el rey Carlos III recibió como herencia de la reina Isabel II

El nuevo monarca podría recibir un monto de más de 500 millones de dólares

CELEBRIDADES

·
Además del trono de Inglaterra, Carlos III recibirá una cuantiosa herencia de la reina Isabel IICréditos: Instagram

Tras la muerte de la reina Isabel II, ocurrida el pasado 8 de septiembre en su Castillo de Balmoral, su primogénito fue proclamado rey de Inglaterra. Carlos III (73) no solo heredó la corona británica de su madre, sino una cuantiosa fortuna y algunas rarezas que incluye peculiares animales. 

Isabel II, quien falleció a los 96 años, dejó a su hijo una herencia aproximada de 500 millones de dólares, según datos de Forbes, aunque el nuevo monarca deberá esperar a que el testamento se abra para saber exactamente lo que recibirá de las arcas de su madre.

Propiedades, animales, joyas y obras de arte figuran en el patrimonio que era de la monarca.

Además de la cuantiosa cifra, en la que se están considerados castillos, joyas, obras de artes y piedras preciosas, Su Majestad también heredó animales, entre los que se encuentran caballos pura sangre, 32 mil cisnes del Támesis, los cuales son censados cada año, ballenas, delfines y peces esturiones, esto gracias a un decreto para proteger a las especies que se firmó durante el siglo XII.

Entre las obras de arte que forman parte de la herencia de Isabel II están bocetos de Da Vinci, más de siete mil pinturas y varios Rembrandt. En cuanto a propiedades, destaca el Castillo de Balmoral, valuado en 118 millones de dólares; Sandringham House, en Norfolk, una vivienda de gran valor sentimental ya que ahí pasaba la familia real las Navidades y el Royal Studs con los pura sangre que hicieron ganar a la soberana más de ocho millones de dólares en carreras.

Sobre las Joyas de la Corona, cuyo valor asciende a más de tres mil 400 millones de dólares, la mayoría de ellas serían transferidas a Carlos III; sin embargo, se sabe que una gran parte del joyero personal de la fallecida monarca pasarán a manos de Kate Midletton (40) y a su hija, la princesa Charlotte (7) quien recibirá la famosa Tiara Spencer, una corona con incrustaciones de diamante que fue propiedad de su abuela, la princesa Diana.