Secciones
LAS KARDASHIAN

Kim Kardashian se mete en su papel de mamá para regañar a sus hijos en programa en vivo

La socialité tuvo que detener la entrevista para llamar la atención a sus vástagos

TELEVISIÓN

·
Kim Kardashian regaña a sus hijos en programa en vivo
Kim Kardashian regaña a sus hijos en programa en vivo
Kim Kardashian regaña a sus hijos en programa en vivo
Kim Kardashian regaña a sus hijos en programa en vivo

Kim Kardashian siempre es muy profesional cuando se trata de cuestiones laborales, pero también es muy responsable en la faceta materna. Esta vez tuvo que combinar ambas labores, pero las cosas no salieron como ella esperaba.

La también empresaria acudió recientemente al programa The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, para hablar acerca de su nueva línea de cuidado de la piel SKKN, así como de su relación con Pete Davidson, con quien dijo tener muchas cosas en común.

Todo marchaba muy bien mientras la estrella de telerrealidad estadounidense hablaba de lo mucho que había aportado su novio al diseño de su nuevo producto hasta que el presentador interrumpió por un momento la plática para mencionar “escucho niños”.

Fue en ese momento que Kim volteó con rostro serio y se metió en su papel de mamá para reprender a sus hijos Saint y Psalm West: "Chicos, ¿pueden parar? Esta es, como, su primera vez en el trabajo conmigo. ¿Pueden por favor?. Mis dos hijos están aquí y escucho que están haciendo mucho ruido", expresó durante la emisión en vivo.

Al continuar con su entrevista compartió que siempre acude con Pete Davidson al dermatólogo, pues hasta en eso coinciden y también habló de algunas otras anécdotas que sirvieran para promover sus productos de cuidado de la piel.

“En realidad, esa es, como, una de las razones por las que... es, como, una de nuestras principales cosas de unión. Vamos juntos al dermatólogo, nos inyectamos las espinillas al mismo tiempo. El dermatólogo dice: ¿Esto es contagioso? Ustedes siempre tienen granos al mismo tiempo", expresó.

Después de seguir con su plática, los ruidos de sus pequeños, que se mostraban ya inquietos en el trabajo de su madre, volvieron a ocasionar que Kim irrumpiera de nuevo con un regaño:

"Chicos, en serio. Tienen que... tienen que irse". En ese momento la mujer que cuidaba a los niños se encargó de sacar al pequeño Psalm West de 3 años para que la modelo de 41 años pudiera continuar con su intervención.