Secciones
TEST DE PERSONALIDAD

La temperatura y forma de tus manos reflejan cómo te desenvuelves en la vida; fíjate

Elige las manos que más se parezcan a las tuyas y descubre lo que revelan de tu personalidad

REDES

·
La temperatura de tus manos y su tamaño hablan de tu personalidadCréditos: businessinsider

Dicen la que la manera en que nos paramos o movemos habla de nuestra personalidad, pero en este test te percatarás de que tus manos y su temperatura también dicen mucho de ti. En la imagen de abajo hay distintos modelos que se asocian a los cuatro elementos, deberás elegir la que más se parezca a tus manos para conocer algunas de tus cualidades

Por ejemplo, si eres de las personas que con frecuencia presenta sudoración, esto no es tan malo como tú crees, pues según este test tomado del portal Business Insider presentas muchos atributos con los que puedes ser capaz de ayudar a cualquier amigo.

Una vez que encuentres las manos que más se asemejen a las tuyas, conoce a detalle tus características y también qué elemento es el que te hace falta para mejorar ciertos aspectos de tu vida. ¡Adelante con tu análisis!

Manos de agua

Más allá de la forma del dibujo, suelen ser más húmedas y sudorosas de lo normal. Las personas de agua son emotivas, tienen un gran corazón y mucha compasión. Suelen ser curanderas, es decir, gente capaz de animar hasta el amigo más entristecido. Su punto débil es precisamente la ausencia de fuego, esto es, ímpetu y algo de egoísmo.

Manos de aire

Las palmas suelen ser alargadas y los dedos bien delgados. Las personas de aire son gráciles y creativos. Pueden fluir de una actividad a otra con tanta elegancia como precisión. Suelen ser hechiceros; son capaces de crear soluciones de la nada como si fueran conjuros. El problema es que les falta constancia y disciplina; deben inspirarse de las personas de tierra.

Manos de tierra

Las palmas suelen ser grandes, alargadas y gruesas. Las personas de tierra suelen ser las mejores en sus especialidades debido a la disciplina y sabiduría que han adquirido mediante la práctica constante. Son reyes; líderes que saben muy bien cuál es el mejor plan. Su gran debilidad es la ausencia de aire; son demasiado tercos, se obcecan en una idea y les cuesta rectificar.

Manos de fuego

Las palmas suelen ser largas y los dedos muy cortos. Las personas de fuego son pasión pura y dura: tienen una energía que les lanza hacia cualquier objetivo y casi nunca se cansan. Son los guerreros de la vida, luchadores valerosos, sobre todo si tienen metas nobles. Su punto débil es su incapacidad de pensar en el bien común; les iría bien un poco de agua.