Secciones
SERIES DE NETFLIX

‘Stranger Things 4’ popularizó una canción que fue estrenada en 1985 pero obtuvo su éxito hasta hoy

El tema 'Running up that hill' forma parte de esta serie de Netflix

MÚSICA

·
La intérprete de 'Running up that hill' regresó a las listas de popularidad gracia a la serieCréditos: Instagram

Kate Bush fue muy conocida y popular en los años 80 pero su fama fue en declive y no logró posicionarse como una gran artista para la actualidad pero eso cambió este 2022 cuando en Stranger Things 4 añadieron una de sus canciones, lo que provocó que la cantante regresara a los los primero lugares de las listas de reproducción.

Fue en 1985 cuando Bush compuso A deal with God, el que pensaba sería una gran éxito por la historia que contaba sobre la empatía entre un hombre y una mujer. “Dice que si el hombre pudiera ser la mujer y la mujer el hombre, si pudieran hacer un trato con Dios para cambiar de lugar, entenderían lo que es ser la otra persona y quizás se aclararían los malentendidos”, explicó la cantante acerca del relato de su tema.

Kate Bush

En ese entonces, ante el auge que estaban viviendo varios artistas como por ser extrovertidos, Kate quiso aprovecharlo y sacar algo más interesante a través de sus letras y no en un video musical, como otros cantantes lo hacían (porque arriesgaban todo en los videoclips), pero cuando presentó su melodía le pidieron que cambiara el título ya que probablemente serían censurados, fue así como se llamó Running up that hill.

A pesar del gran esfuerzo que hizo no llegó a la cima que esperaba, incluso tuvo que lidiar con los videoclips de otros artistas, que como se mencionó antes hacían de todo para captar la atención, en cambio Bush optó por no aparecer en el video cantando y cuando MTV pasó su canción decidió anular el video oficial, dejó la melodía pero agregó otras imágenes en las que ella sí aparecía entonando la música.

Este tema fue hecho con la caja de ritmos LinnDrum (instrumento musical electrónico), añadió el Sampler Fairlight CMI (un teclado de 73 notas capaz de reproducir sonidos de instrumentos reales) y finalmente un piano, un conjunto que no logró llamar la atención del público de antes, pero el esfuerzo sí conquistó lo oídos de estas nuevas estas generaciones.