Secciones
REALEZA BRITÁNICA

Ellos son los nietos desconocidos de la reina Camila

La monarca tuvo dos hijos con su primer esposo Andrew Parker Bowles, Tom y Laura, quienes tienen dos y tres hijos respectivamente

CELEBRIDADES

·
Los hijos y nietos de la reina consorte han mantenido un bajo perfil hasta que fueron vistos en el funeral de Isabel II.

Aunque la reina Camila (75) quiso asumir el rol de madrastra de los príncipes William (40) y Harry (38) una vez que contrajo matrimonio con el rey Carlos III (73), ella ya tenía una familia previa con sus propios hijos y hasta nietos. Aunque mantienen bajo perfil, se les pudo ver durante el funeral de Isabel II, que se realizó el pasado 19 de septiembre.

La reina consorte estuvo casada con Andrew Parker Bowles (82), de ese matrimonio nacieron sus dos hijos, Tom Parker Bowles (47) y Laura Parker Bowles (44), quienes tienen dos y tres hijos respectivamente. En más de una ocasión la ex duquesa de Cornualles ha asegurado que ellos son su gran motor de vida.

Tom y Laura con su madre, la reina Camila.

Durante el funeral de la reina Isabel II, quien murió a los 96 años el 8 de septiembre en su Castillo de Balmoral, Escocia, los hijos y nietos de la monarca consorte volvieron a salir del anonimato. Se vio a los dos herederos de Tom: Lola, de 15 años, y Frederick, de 12 y también a los tres de Laura: los gemelos Gus y Louis, de 13 años, y Eliza, de 14, esta última fue dama de honor en la boda de Kate Middleton y el príncipe William, demostrando la gran relación que existe entre los princesa de Gales y Camila.

Los hijos y nietos de Camila acudieron al funeral de la reina Isabel II.

Aunque se desconocen detalles de la vida que llevan los nietos de la esposa del rey Carlos III, ella misma confesó en una entrevista para la revista Vogue que es una abuela muy consentidora: “¿Sabes? Lo bueno de ser abuela es que puedes consentir a los nietos de vez en cuando, darles más de las cosas que sus padres les prohíben tener”, subrayó. También durante la parte más álgida de la pandemia la reina consorte confesó que lo más difícil era “no poder ver ni abrazar” a quienes dijo extrañar mucho.

Tom y Laura, mantienen un perfil bajo y alejado de la realeza.

Tras la muerte de Isabel II y la inminente ascensión al trono de Carlos, muchos se preguntaron qué papel jugarían los hijos y nietos de Camila, si recibirían algún título nobiliario o tendrían algún trato especial, los expertos en temas de realeza aseguran que no será así y que tampoco han recibido consideraciones especiales.

Camila ha dicho que sus hijo y nietos son su principal motor de vida.