Secciones
CELEBRIDADES

Demi Lovato revela el hecho que la llevó a consumir sustancias a temprana edad

La cantante se sinceró sobre su experiencia con las drogas durante su participación en el podcast "Call Her Daddy"

CELEBRIDADES

·
Demi Lovato se refiere a sus problemas con las adicciones

Demi Lovato (30) ha lidiado con la fama desde muy joven. Sus primeras apariciones en la televisión fueron en la serie infantil Barney y sus amigos (1992), pero tras su paso por producciones de Disney, se convirtió en una celebridad de talla mundial. Sin embargo, la fama le trajo algunas consecuencias negativas, de las que ella misma habló en el podcast Call Her Daddy.

En el espacio, la artista se refirió a algunos de los pasajes de su vida que la marcaron para siempre, como el acoso y los excesos. La intérprete de "Sorry not Sorry" contó que cuando estaba en la escuela secundaria, sus compañeros de clases firmaron una petición para que se suicidara, lo que la llevó a comenzar sus estudios desde casa.

Demi Lovato se sinceró en el podcast "Call Her Daddy" (Instagram)

Para ese entonces, Demi Lovato ya había probado el alcohol y opiáceos. "Comencé a experimentar por primera vez cuando tenía 12 o 13 años. Tuve un accidente automovilístico y me recetaron opiáceos. Mi mamá no pensó que tendría que guardar bajo llave los opiáceos de su hija de 13 años, pero yo ya estaba bebiendo en ese momento. Me habían acosado y estaba buscando un escape", comentó.

Demi Lovato y su batalla contra las adicciones

Tras su complejo paso por la escuela, Demi Lovato consiguió el papel protagónico de la película de Disney Camp Rock (2008) y posteriormente el personaje principal de Sunny, entre estrellas (2009). "Sabía que mi vida estaba a punto de cambiar", aseguró la cantante.

Demi Lovato estuvo en la época dorada de Disney (Twitter)

En su entrevista con Call Her Daddy, la estrella del pop reveló que su salto a la fama coincidió con un periodo en el que tuvo que luchar con las adicciones. Además de consumir las pastillas de Xanax que compraba o le robaba a su madre, la cantante confesó que probó otras drogas durante su adolescencia.

"A los 17 fue la primera vez que probé la coca y me encantó demasiado, y luego eso me llevó a un tratamiento justo después de cumplir los 18", dijo, indicando que trabajar para Disney hizo que sus adicciones se volvieran más difíciles de controlar.

"Había esta carga de trabajo extrema que creo que nos presionó mucho y es por eso que algunos de nosotros recurrimos, yo personalmente recurrí a, 'si me vas a trabajar como un adulto, voy a festejar como un adulto'. Eso a los 16, 17, no era nada sano", reconoció.