Secciones
CELEBRIDADES

La tormentosa vida del rapero "Millonario", una mezcla de fama y muerte

Detenido como sospechoso directo en el homicidio de un hombre, el cantante tiene una biografía plagada de incidentes. Drogas, excesos, popularidad y éxitos musicales copan una existencia que no deja espacio para la ficción.

CELEBRIDADES

·
La tormentosa vida del rapero Millonario, una mezcla de fama y muerte."El Millonario" puede estar tras las rejas varios años.Créditos: Instagram

Más que la de un “Millonario”, César Suárez (36) ha llevado una vida intensa y accidentada. Su detención la noche del viernes, como sospechoso de haber dado muerte de un certero golpe en la cabeza a José Guadalupe Jiménez, el pasado 15 de julio, se suma a una seguidilla de pasajes controvertidos. Una secuencia de episodios que lo alejan cada vez más del rap y el hip-hop -por los que se ha hecho conocido en el ambiente musical- y que lo pueden llevar a un prolongado encierro.

El “rapero, trapero, actor, escritor, músico y poeta”, como se define en su página de Facebook, se encuentra recluido en un centro de reinserción social de Nueva León, mientras se desarrolla la investigación. La policía no ha querido dar los antecedentes concretos que responsabilizan a “El Millonario” del homicidio de Jiménez (29), no obstante afirma que las pruebas de su culpabilidad son consistentes.

Música y drogas

Desde que “El Príncipe del Rap” y a Will Smith, en la serie que protagonizó en la década de los ’90, Suárez supo a qué dedicarse y cómo llamarse. Sería “El Millonario”, como Smith cuando se muda a Bel Air, y se ganaría la vida cantando una especie de frases recitadas. 

El propio Suárez recuerda en un podcast de rolandoradio.com, una estrofa de sus primeras composiciones siendo aún un quinceañero: “Soy un millonario, soy un millonario, Gucci y Armani diseñan todo mi armario, abran el paso, que llegó el multimillonario”.

Después vendrían otras influencias musicales y sociales, de las buenas y de las malas. De MC Hammer y Vanilla Ice, que escuchaba a los 5 años juntos a sus amigos de la colonia en Nueva León (Monterrey), pasó a Snoop Dogg y Limp Bizkit, definiendo lo que sería su futuro artístico. Pero la música también trajo compañías no de las mejores: su acercamiento a las drogas fue también temprana.

Debió internarse en un anexo hospitalario para someterse a una terapia de rehabilitación, cuando su carrera artística iba en ascenso. El consumo de metanfetaminas se convirtió en algo fuera de control en su vida, como lo dejó plasmado en “Burbujas de cristal”, uno de sus temas más conocidos.

Narco en la pantalla grande

El reconocimiento dentro del mundo del rap llega acompañado del fuerte apoyo de su cercanía con el grupo Cartel de Santa, con quien colabora en el tema “El ratón y el queso”, y que lo añade en su sello discográfico Babilonia Music. 

"Millonario" empieza a ganar popularidad con una producción de temas y algunos videos que se enmarcan dentro de una línea de contenidos agresivos en sus letras y muy atrevidos en su visualidad, incluso al límite de lo que la censura permite.

En 2015 suma una aparición en la película “Los Jefes”. Se cumple otro de los anhelos que "Millonario" se había planteado luego de ver “Amores Perros” y “Eminem, 8 millas”: ser actor. Su rol en “Los Jefes” hacen de Suárez una figura que amplía los límites de la música. 

En el filme, interpreta el papel de “La Bomba”, apodo que de ahí en adelante lo hará dudar de si mantener su nombre original o cambiarlo a este último. “La verdad es que en las calles muchas veces ya me dicen “Qué onda, mi Bomba”, pero sigo siendo Millonario, es cuestión de quien me vea. Pero ahora para la calle ya soy más 'La Bomba'”, declaró en una entrevista. 

En “Los Jefes”, La Bomba personifica a un narcotraficante que tiene sus redes en el Barrio Santa Catarina. Allí se involucra con los protagonistas de la película, un adinerado estudiante universitario y un amigo que van a comprar marihuana por primera vez. La Bomba ve en ese negocio la posibilidad no sólo de vender droga, sino que de sacar más dinero al secuestrar a los jóvenes y cobrar rescate.

La película, de bajo costo y con una distribución reducida en las salas mexicanas, se convirtió en un fenómeno singular. A las pocas semanas de su estreno se ubicó entre las diez más taquilleras, pese a que fue calificada para mayores de edad por su lenguaje y escenas de violencia.

Censurado por "nazi"

"Millonario" alcanzó la fama. “La Bomba” se convirtió en un personaje atractivo porque reflejó fielmente a los dealers pequeños que han hecho un imperio en algunos barrios mexicanos a costa del microtráfico y los jóvenes que no encuentran empleo.
Suárez recuerda el impacto que para su carrera tuvo la película: “Después de la película, muchos me empezaron a identificar y voltearon a ver qué andaba haciendo y, así han visto quién soy realmente”. 

El éxito de “Los Jefes” es aprovechado para dejar de acompañar a otros y lanzar su carrera como solista. “Millonario sin Corona” se llama su primera producción individual. El debut fue polémico. Uno de sus temas se llamaba “Casco Nazi”, lo que impidió su salida. Según "El Millonario", quienes lo censuraron ni siquiera escucharon el tema, pero finalmente para que el disco pudiera salir debió cambiarle el título a “Casco Maizi”.

Otra muerte en su camino

Ya en la cúspide de su popularidad, "Millonario" comienza una vida de excesos. En diciembre de 2017 participa de una fiesta cuyo epílogo es fatal. El cantante se quedó dormido mientras conducía de vuelta a su casa. Su camioneta se salió de pista e impactó de frente con otro vehículo. La tragedia estaba desatada.

En una conversación con el youtuber Roberto Martínez, "Millonario" recuerda el incidente: “Ya se me había bajado lo que me había metido. Me quedé dormido con el acelerador puesto. Me levanté con los vidrios en los ojos, escupiendo sangre. Salí (de la camioneta) y estaban todas las patrullas, las ambulancias… Salí y estaba un taxista con bate. Me dijo que no corriera. Yo no sabía qué pasaba”.

Lo que había sucedido era que por el impacto había muerto instantáneamente una chica que viajaba como copiloto del automóvil chocado. Su peregrinaje a la fiscalía es para el cantante lo peor que ha vivido. “Me quise matar, porque me dijeron que había matado a cuatro niños. Quería quitarle la pistola al policía y darme un tiro”, confesó.

Pese a la pena del momento, "Millonario" logró zafar de la cárcel después de pagar una garantía de 50 mil dólares. Recién el año pasado, había terminado el proceso de formar su libertad condicional.

Un futuro insondable

Padre de dos hijos, con quienes se fotografía frecuentemente y publica en Instagram, "Millonario" afirma que está dedicado a la música y a hacer ejercicio, para evitar otras tentaciones, pero sin perder su filosofía: “Yo lo que compongo lo hago porque me gusta y para mis amigos. Así hablamos acá en el norte, fuerte y directo; si a otras personas no les gusta, simplemente que no nos escuchen”. 

Encumbrado entre las estrellas del hip-hop mexicano, "Millonario" tenía planificada una gira por Estados Unidos con el propósito de seguir ampliando su mercado. La detención del viernes por la noche y las insospechadas consecuencias que tenga este capítulo pueden definir, para siempre, el empobrecimiento total de su carrera.