Celebridades

Carlos III y William solo saludarán a Harry, no habrá diálogos familiares ni demostración de amistad

La asistencia del duque de Sussex a la coronación no servirá para romper el hielo ni acortar la distancia sideral que existe con él al interior de la Familia Real

La Familia Real no tiene ningún interés de conversar con el príncipe Harry (38), durante la visita que realizará el duque de Sussex a la coronación de su padre, Carlos III (74), el próximo 6 de mayo.

Harry, quien viajará sin su esposa Meghan Markle ni sus hijos Charlie y Lilibet desde California a Londres, muy seguramente recibirá una de las recepciones más frías y formales que le puedan dar los parientes directos a un hijo o un hermano. Tanto el rey Carlos III como el príncipe William (40) no alentarán ningún tipo de reunión extra con el duque, quien además aún no ha informado con qué anticipación llegará a la ceremonia.

Los testimonios emitidos en el documental de Netflix Harry & Meghan y las memorias de Harry en el libro "Spare" no han recibido el perdón ni el olvido de sus familiares directos, en lo que se supone ha sido un quiebre profundo y definitivo del Sussex con la realeza británica, a la que el hijo menor del monarca había renunciado en 2020.

Fuentes de palacio han manifestado que dentro de la agenda de actividades no existe un espacio planeado para que haya una reunión oficial de Harry con el máximo dignatario o con el príncipe de Gales, remarcando que tampoco se sabe por cuánto tiempo estará el duque de Sussex en el Reino Unido, en consideración a que el 6 de mayo se festeja el cumpleaños número 4 de su hijo mayor, Archie, quien se quedó en Montecito, California, con su madre (Meghan) y su hermana menor, Lilibet.

Las relaciones familiares de Harry con su padre y hermano pasan por su peor momento, y ya lo estaban cuando los duques de Sussex y sus hijos esuvieron para el Jubileo de Platino de Isabel II a mediados del año pasado, cuando los hermanos no tuvieron ningún tipo de contacto personal.

Para el funeral de la reina, en septiembre pasado, las conversaciones entre los hermanos fueron mínimas y se circunscribieron a ponerse de acuerdo en el protocolo a seguir para exhibir una imagen positiva en un momento de mucho dolor para la monarquía.

Versiones no confirmadas han señalado que ven improbable que Harry participe de la procesión posterior a la coronación y casi imposible que se asome al balcón del palacio de Buckingham junto a otros miembros de la realeza.

Tags

Lo Último

Más Noticias