Celebridades

La estricta norma real de la que se salvaron Archie y Lilibet por vivir en Estados Unidos

Meghan Markle y el príncipe Harry decidieron dejar la monarquía británica para que sus hijos tuvieran más libertad

Los recién nombrados príncipes Archie Harrison Mountbatten-Windsor (3) y Lilibet Diana Mountbatten-Windsor (1), hijos del príncipe Harry y Meghan Markle son los más chicos de la familia real británica, sin embargo viven en Estados Unidos alejados del resto de los demás miembros de la monarquía. 

Harry y Meghan decidieron renunciar a los privilegios y obligaciones que conlleva tener un título real y decidieron mudarse a una residencia privada en Montecito, California, Estados Unidos para que sus dos hijos, Archie y Lilibet, pudieran crecer lejos de los protocolos del Palacio de Buckingham. 

Por lo que la pareja compartió en su documental de Netflix, Harry & Meghan, se nota que Archie y Lilibet viven más libres en cuanto a reglas ya que de continuar en la Familia Real, los niños tendrían que cumplir la estricta norma de cenar en un comedor separado de los adultos, sobre todo en ocasiones especiales como bodas, Navidad, etc.  

El ex Chef Real, Darren McGrady, dio a conocer esta regla y afirmó que los niños no solían comer en el mismo lugar que los adultos, hasta tener pleno conocimiento de los modales.

 “Los pequeños siempre comían en la guardería hasta que tenían la edad suficiente para comportarse adecuadamente en la mesa del comedor principal”, dijo Darren.

Tags

Lo Último

Más Noticias