Secciones
REALEZA BRITÁNICA

El look que usó la reina Camila para asistir a una de las actividades favoritas de Isabel II

La monarca disfrutó del evento y lució muy contenta en todo momento

CELEBRIDADES

·
La reina Camila disfrutó de la carrera de caballos de Ascot.

La reina consorte Camila (75) ya tomó el lugar de la fallecida Isabel II. La esposa del rey Carlos III (73) asistió a la carrera de caballos de Ascot, una de las actividades de la monarca que murió el pasado 8 de septiembre en su Castillo de Balmoral, en Escocia. Camila eligió un elegante look para unirse a los últimos eventos del calendario deportivo del año. 

Camila compartía con su suegra el amor y pasión por las carreras de caballos, una fuente dijo hace unas semanas al Mail on Sunday que la nueva monarca tomaría las riendas como figura real en esta actividad. “Creo que ahora será Camila la figura decorativa. El plan siempre ha sido que Carlos y Camila asuman el legado. Camila obviamente adora los caballos y es una gran apasionada de las carreras”, señaló en informante entonces. 

Camila asistió a uno de los últimos eventos del calendario deportivo de este 2022.

Para la ocasión, la reina consorte llegó muy sonriente al Día de los Campeones Británicos de QIPCO y eligió un vestido y un abrigo azul marino con detalles en blanco de Bruce Oldfield, el cual combinó con un sombrero en los mismos colores de Philip Treacy, completó su look con medias y zapatos de gamuza en negro, además de un collar de cuatro hilos de pelas.

A pesar de que el caballo del rey quedó en décimo lugar en el QIPCO British Champions Sprint Stakes, Camila no dejó de sonreír y mostrar que esta es una de sus actividades favoritas desde que era pequeña, incluso se sabe que Su Majestad es una gran jinete y presidenta del Ebony Horse Club, una organización benéfica de equitación.

La reina lució muy contenta.

En enero de 2021, durante una conversación con Charlie Mackesy, autor del libro El niño, el topo, el zorro y el caballo, Camila dio a conocer que durante su infancia pasaba gran parte de su tiempo dibujando estos animales.

Carlos III heredó 24 caballos de carrera y cerca de 80 yeguas de cría, de la reina Isabel II, quien siempre fue una amante de la equitación, y todo lo que tuviera que ver con estos animales.