Celebridades

El plan de Kate Middleton para romper el protocolo durante la coronación de Carlos III

Según fuentes de la realeza, la princesa de Gales ha hecho varias pruebas para salirse del libreto en un aspecto muy visible

Solo cuando el próximo 6 de mayo sea la coronación del rey Carlos III, se sabrá si la princesa de Gales consiguió su cometido: abandonar algunos aspectos del protocolo al que se han ceñido históricamente los miembros de la realeza. Un orden establecido donde el vestuario siempre ha tenido un lugar especial durante la ceremonia. Aunque ahora, según informantes de palacio, Kate Middleton piensa romper con el protocolo, decisión que no todos comparten al interior de la Familia Real.

El rey Carlos III ha dado la pauta de lo que espera para su coronación. El monarca ha dicho en el pasado que no debe ser tan monumental como la de Isabel II. No obstante, los preparativos ya están en curso dentro del palacio, pues han pasado 70 años desde que se llevó a cabo una coronación y todo el aparataje que rodea a los reales quiere dejar la mejor impresión. 

Uno de los puntos más significativos son los atuendos que deben lucir quienes serán mirados por cientos de millones de personas ese 6 de mayo. Y si en las anteriores coronaciones deben estar los más elegantes vestidos y las más relucientes joyas, la princesa heredera de la corona, estamos hablando de Kate Middleton, no puede quedarse en un plano secundario.

"Ha habido mucha discusión sobre su atuendo", reveló un funcionario del palacio al diario Mirror. "Y luego principalmente sobre lo que se pondrá en la cabeza. Kate no planea usar una tiara, que es el protocolo para tales ocasiones. Por ejemplo, en el primer banquete de Estado que Charles organizó como rey, ella usó uno", recuerda la fuente palaciega.

Al interior de la Familia Real, nadie está realmente esperando que todo brille, dicen los asesores. El desarrollado sentido minimalista de Carlos III permitiría sin objeciones que las damas reales usaran sombreros en lugar de coronas, por ejemplo. La presión la ejerce el pueblo, que realmente quiere que sus máximos representantes monárquicos sí exhiban sus más bellas joyas. "Y qué mejor ocasión que para la coronación", comenta la fuente de palacio.

Como el rey Carlos III ha elegido provisionalmente un código de vestimenta formal diurna para su coronación, se podrán usar sombreros en lugar de tiaras, lo que además le permitiría a Kate Middleton quebrar el protocolo de formalidad histórica y lucir un vestido con un corte moderno y de un colorido innovador, que brille tanto como las magníficas joyas que pudiera portar. 

El debate en los pasillos reales sobre qué y cómo debe vestir la princesa de Gales aún sigue, con un enfrentamiento entre quienes argumentan que no es el momento para salirse del guion histórico que contempla una coronación, versus la línea más vanguardista de los asesores de imagen de Kate, quienes propician un atuendo elegante pero alejado de la majestuosidad, que justamente el monarca quiere evitar. La última palabra la tiene la esposa del príncipe William.

Tags

Lo Último

Más Noticias