Celebridades

Hija del actor Gregorio Pernía incursionará en el canto además del baile

La joven bailarina colombiana Luna Pernía empieza a definir su futuro artistico

El actor Gregorio Pernía (52) ha sido su mentor y principal promotor. El querido intérprete y protagonistas de recordadas telenovelas y series de televisión ha sido el encargado de llevar lento pero con seguridad la carrera de su hija, Luna del Mar (16), quien saltó a la fama al ganar junto a su padre el concurso "Así de Baila" que emitió la cadena Telemundo en 2021. 

La talentosa y precoz bailarina, hija mayor de Gregorio y Érika Rodríguez, ha comenzado a definir su destino artístico y un estilo personal, que en sus primeros años se manifestó por la danza, exhibiendo ejecuciones precisas en los ritmos modernos y con evidentes cadencias latinas y acentos urbanos. 

Luna ha hecho un trabajo riguroso y muy profesional a través de redes sociales, donde suma 2.1 millones de seguidores en Tik Tok y más de medio millón en Instagram. Básicamente, sus interacciones pasan por la entretención y exhibiciones de sus destrezas coreográficas, muchas veces acompañada de su padre, que en este rango de acción queda evidente y graciosamente disminuido frente a los movimientos y coordinación de su hija.

Pero Gregorio tiene claridad el papel que juega en el futuro de Luna en el mundo del espectáculo. El actor aboga porque la  formación de su hija sea integral, si es que quiere llegar a lo alto. "Una niña bonita tenía que tener los marcos de referencia, tiene que saber de los clásicos, de teatro griego. Le dije que se preparara, que tomara otra vez la guitarra y la batería", comenta el pritagonista de Hasta que la Plata nos Separe.

Y Luna, disciplinada y obediente, lo está haciendo. Pero ahora ha sumado un plus a sus talentos como bailarina. Quiere empezar a incursionar en el canto profesional, un complemento necesario para una artista que pretende dominar el escenario.

Luna está comenzando a desarrollar sus aptitudes en la música como intérprete y para ello se ha acercado a dimensionar sus talentos con la voz. Ya ha sacado su primer aprendizaje: atreverse a hacerlo.

"Muchas veces nosotros convencemos a nuestra mente de que no podemos hacer algo. Que algunas cosas se ven imposibles sin siquiera haberlas intentado. Pero me doy cuenta de que no es así. Todo se puede lograr. Solo está en nosotros que sea diferente. Hay que arriesgarse, intentarlo. Pensé que no podía cantar porque nunca lo había intentado pero, sí pude y resulta que canto bonito y ni lo sabía", ha escrito en su cuenta de Instagram, para anunciar cuál será su siguiente paso.

De la mano de Gregorio, está claro que la hermosa chica colombiana tiene mucho por crecer todavía, pero desde que apareció tímidamente de la mano de su padre, casi como humorada, para ejecutar sus primeras coreografías, los avances han sido notables y progresivos.

Tags

Lo Último

Más Noticias