Celebridades

La Reina Isabel II mandó a Harry a la guerra y dejó a William porque era el heredero

Archivos militares desclasificados confirman que fue la soberana la más firme impulsora del reclutamiento militar del hijo menor del Rey Carlos III en Afganistán.

La Reina Isabel II quería que sus nietos, los príncipes William y Harry, fueran a pelear a la guerra en Afganistán, según revela un impactante documental de ITV.

La información fue proporcionada por el entonces comandante en jefe del Ejército, general Sir Mike Jackson, quien quebró un estricto protocolo al contar detalles de una audiencia privada con la monarca. "Ella fue muy clara y dijo: 'Mis nietos se han llevado mi chelín, por lo tanto deben cumplir con su deber'. Y eso fue", explicó.

"Luego se conversó que William era el heredero del heredero. Por lo tanto, el riesgo era demasiado grande. Pero, para su hermano menor, el riesgo era aceptable", dijo el ex militar. La impactante revelación aparece en el documental de cinco partes de ITVX The Real Crown, que se emitirá a finales de este mes.

La serie explica que no fue una decisión que la Reina tomó a la ligera, ya que era la más informada acerca de la carnicería que enfrentó el ejército del Reino Unido en Afganistán.

Sir John Scarlett, entonces jefe del MI6, dijo: "Ella tenía acceso completo a una cantidad excepcional de información y conocimientos durante más tiempo que nadie. Ella era muy discreta, completamente confiable y estaba al tanto de los detalles".

William completó un curso de 44 semanas en la Royal Military Academy Sandhurst después de que se graduó de la universidad de St. Andrews. Fue nombrado oficial del Ejército en diciembre de 2006 y estuvo con la Caballería Doméstica (Blues and Royals) hasta 2008. Más tarde estuvo en Real Fuerza Aérea.

"William tenía muchas ganas de ir al frente, pero no lo dejaron ir porque era el futuro rey. Sí fue Harry y lo hizo en dos períodos de los diez años que estuvo en el Ejército. Prestó servicios en Afganistán en 2007 y 2012", explicó Scarlett.

Harry siguió los pasos de su tío, el príncipe Andrés, quien voló helicópteros en misiones especiales durante la Guerra de las Malvinas, en 1982. Aquella vez, al Rey Carlos III también se le prohibió ir a la guerra.

Tags

Lo Último

Más Noticias