Celebridades

Famosa agredida afuera del funeral de Julián Figueroa rompe el silencio y relata lo que ocurrió

La conductora Mónica Castañeda relató el momento que se hizo viral y que se vivió afuera de la casa de Maribel Guardia

Mónica Castañeda (65) y Olivia Collins (49) se convirtieron en tendencia, luego de que se viralizara el polémico momento en que ambas y la hija de la actriz discuten al punto de agredirse físicamente en las afueras de la casa de Maribel Guardia. Fue la conductora de Ventaneando quien relató cómo se dieron los hechos. 

Durante el programa de Tv Azteca Hechos Meridiano la periodista habló del altercado que tuvo con Olivia Collins y su hija mientras estaba cubriendo el funeral de Julián Figueroa.

Ella se enoja, creo yo, porque ya habíamos insistido; creo que ella estaba molesta, estaba incómoda por la presencia de los reporteros, porque habíamos intentado ya, no solo yo, sino todos los demás y la noche anterior, entrevistar a su mamá y no se había podido. Insisto, me queda clarísimo que es un momento completo para todos, pero lo único que nosotros estábamos buscando eran respuestas a una situación que queríamos entender qué estaba sucediendo adentro, si habría una misa, información de lo que estaba ocurriendo”, indicó Mónica. 

Castañeda también argumentó que ella no hizo nada para ser agredida por la hija de Olivia Collins a quien solo le pidió que la soltara: “En el momento en el que ella llega y me toma por la espalda, cuando ella voltea y me toma del pecho, literalmente, lo único que yo le digo es ‘suéltame, no me toques’ porque no había necesidad y mis compañeros reporteros reaccionaron y le dijeron ‘oye, no toques’ y lanza el siguiente golpe y de ahí vienen otras cosas”.

Respecto a la supuesta patada que Mónica Castañeda le propinó a la hija de Olivia Collins, la periodista argumentó que no fue así y que sólo movió su pierna para evitar que la prensaran con la puerta: “Lo que pasa es que, nosotros, los que estábamos ahí, cuando vas caminando hay una inercia, entonces el señor de seguridad quiere cerrar la puerta y yo quedé enfrente de los que venían caminando detrás, entonces sí, es cierto, yo meto la pierna para detener la puerta, pero no hay nada”.

Si yo hubiera querido agredir a la hija de Olivia Collins, lo hubiera hecho desde el primer momento en el que puso una mano sobre mí  y yo considero que no es a título personal la seña obscena, sí, yo trato de detener la puerta, ahí está mi pie, pero de ninguna forma hay una intención de ser agresiva con la persona. Tengo muchos años, no es la primera vez que me pegan, entiendo perfectamente los riesgos de mi trabajo y entiendo perfecto la euforia que se vive en este tipo de coberturas, no será la primera ni la última y lo que hay que entender que esta es la parte que nos toca”, finalizó Mónica Castañeda.

Tags

Lo Último

Más Noticias