Celebridades

Ausencia de princesa Charlene en segunda visita oficial de Alberto fuera de Mónaco causa extrañeza

Este fin de semana pasado el soberano también estuvo en Francia solo, y ahora acudió a un centro universitario nuevamente en una invitación oficial sin su esposa

La inquietante inasistencia de la princesa Charlene de Mónaco (45) fue, de nuevo, el punto noticioso de la salida del príncipe Alberto II (64) de Montecarlo rumbo a Padua, Italia, a una visita de carácter oficial. Con ésta, es la segunda actividad que el dignatario monegasco efectúa fuera del Principado sin que sea acompañado por su esposa.

Aunque nadie ha dado una versión oficial respecto a las actividades de la princesa Charlene, su ausencia de las labores protocolares de su esposo fuera del país han llamado la atención, sobre todo después que saliera a la luz pública  ciertas desavenencias con la Carolina de Mónaco, su cuñada y hermana mayor de su marido.

En fuentes de la Casa Real monegasca no le han dado importancia al viaje en solitario del príncipe, añadiendo que la invitación no necesariamente implicaba la compañía de la madre de los mellizos Jacques y Gabrielle.

Charlene, se sabe, ha estado reticente a moverse mucho del Principado, sobre todo por el permanente cuidado de sus dos hijos, pero también porque su condición de salud, luego de la enfermedad que la tuvo un año fuera de circulación, parece no hacer aconsejable muchos traslados y riesgos de cambios de temperatura.

Con todo, observar al príncipe Alberto de Mónaco en solitario no deja de ser curioso, cuando las comitivas que lo reciben suelen estar conformadas por las autoridades locales con sus respectivas parejas.

En concreto, tanto el fin de semana en Francia, donde fue integrado a una milenaria cofradía en Fronton, un pueblo francés cercano a la ciudad de Toulouse, como este comienzo de la última semana de febrero en Padua y Trevino, Italia, ha sido Alberto II quien se las batido solo, con sus escoltas y un par de asistentes, como representante del Principado.

Alberto de Mónaco sin Charlene visita Italia

Ya en Italia, el príncipe monegasco hizo su primera visita al Palazzo Bo, sede de la Universidad de Padua, donde concurrió al Teatro Anatómico para intevenir en una reunión en la que se debatió sobre sostenibilidad, un tópico que a Alberto siempre le ha apasionado. El Palazzo Bo es un ejemplo de eficiencia energética, tanto que se abastece solo de fuentes renovables. 

Posteriormente, el dignatario asistió a la Basílica de Sant'Antonio y los Jardines Botánicos, para después estar en el Instituto Veneto de Medicina Molecular, donde se reunió con los investigadores. 

La velada terminó en Treviso, donde fue el invitado estelar a una cena privada organizada por Mario Moretti Polegato, patrón de Geox. Alberto II de Mónaco regresó al Principado en la mañana de este martes.

Tags

Lo Último

Más Noticias