Celebridades

El anillo de compromiso que Sarah Ferguson no ha dejado de usar pese a estar divorciada

Pese a que se separó en 1992, ha seguido viviendo bajo el mismo techo con el Príncipe Andrés y no se quita la hermosa joya.

Sarah Ferguson y  el príncipe Andrés dejaron de ser matrimonio en 1992 y se divorciaron legalmente en 1996. Han seguido viviendo juntos y la duquesa de York nunca ha dejado de lucir ni presumir de su anillo de compromiso.

Fergie recibió la joya en marzo de 1986, cuando Andrés le propuso matrimonio. Se trata de un rubí con estilo floral poco común con diamantes brillantes que rodean a la piedra roja.

La princesa Eugenia, hija de ambos, recibió uno muy parecido que recibió de su esposo, Jack Brooksband. Los fanáticos reales que se han dado el trabajo de comparar fotos de ambas coinciden en que son piedras diferentes.

El anillo de Fergie pasó a ser una de las joyas más reconocibles de la realeza. El enorme rubí de Birmania está rodeado por 10 brillantes que forman un patrón de flores que también se conoce como racimo. Los diamantes van puestos en una banda de oro amarillo de 21 quilates.

El Príncipe Andrés bromeó al momento del compromiso, especialmente porque Sarah es pelirroja: "Llegamos a la conclusión mutua de que el rojo era probablemente el mejor color para Sarah. Así fue como llegamos a la elección del rubí", dijo. Luego agregó: "Las partes alrededor del exterior le hacen ser poco convencional".

El llamativo anillo fue elaborado por la joyería británica Garrard, el mismo lugar donde se fabricó el zafiro de la princesa Diana y el deslumbrante anillo de la condesa Sophie. La joya icónica de Fergie tiene un valor que supera los 100 mil dólares.

Tags

Lo Último

Más Noticias