Secciones
REALEZA BRITÁNICA

Camila de Cornualles, la culpable de extremo nerviosismo del príncipe Carlos frente al Parlamento

Una experta en lenguaje confirmó que los movimientos de Camila inquietaron aún más al próximo rey de Inglaterra

CELEBRIDADES

·
El príncipe Carlos estaba nerviosos en el discurso frente al ParlamentoCréditos: Instagran

El próximo rey de Inglaterra, el príncipe Carlos, dio sus primeros pasos como monarca. Este martes sustituyó a la reina Isabel II en el discurso de apertura del Parlamento. Carlos estuvo acompañado de su esposa, Camila de Cornualles, y según expertos, ella fue la culpable de que el nerviosismo se incrementara en el príncipe, quien ya se mostraba tembloroso.

La experta en lenguaje corporal, Judi James, le dijo al diario Mirror que Camila hacia movimientos extraños con su mano izquierda, incluso sus pies delataban “señales de ansiedad” cuando los movía de forma inquietante, lo que provocó que su esposo lo notara de inmediato y aumentó su tensión.

Los niveles de nerviosismo de Carlos se hicieron más evidentes cuando le temblaban las manos mientras sostenía y leía las notas del discurso de la reina, haciendo que las páginas se agitaran mientras las sostenía y giraba", expresó James quien recalcó que la falta de la reina “por supuesto, es la presencia más poderosa en esta apertura estatal del parlamento y siempre iba a ser la que faltaba”.

“Incluso con el trono de la reina eliminado, el espacio que quedaba parecía conmovedor y cuando Carlos se sentó en lo que se llama el Trono del Consorte y William lo hizo en el trono más pequeño unos pocos pasos hacia abajo, Carlos parecía preocupado con la corona que estaba frente a él, mirándolo por varios momentos antes de que le dieran el discurso para leer”, expresó. Según James, el padre del príncipe William temblaba constantemente mientras sostenía las hojas que estaba por leer.

La experta relató a detalle la entrada del monarca y explicó que desde su llegada no pudo ocultar cómo los nervios se apoderaban de él, además la ausencia de su madre también le provocó extrañeza y todo se agravó con el comportamiento de su esposa.

“Había algunos signos innegables de nervios mientras caminaba hacia la sala del trono. Respiró hondo al entrar y realizó una proyección de mandíbula y se tambaleó hacia los lados como si se estuviera preparando. Cuando llegó al arco de las salas del trono, su cabeza se levantó repentinamente para mirar el arco o el trono", indicó la experta.