Celebridades

El lamento de Florence Pugh cuando le pidieron bajar de peso para un papel en Hollywood

La actriz británica confidenció los cambios que le pidieron ejecutivos de la industria para incluirla en una nueva serie

Ahora que Florence Pugh (26) goza de un bien ganado prestigio profesional, la actriz británica que descollara en la película The Falling (2014) ha podido, sin ningún tipo de tapujo, recordar algunos episodios que le tocó vivir al comienzo de su carrera.

Quizás el que más le afectó en su momento fue cuando viajó a Hollywood, luego de su exitoso debut en The Falling. Con apenas 17 años, la actriz cruzó el Atlántico luego de recibir una oferta para probar suerte en Los Ángeles.

La propuesta para ser incluida en Studio City (2015) vino acompañada de un comentario que hasta el día de hoy resuena en la memoria de Pugh. "Estaban tratando de cambiar todas las cosas sobre mí. Mi peso, mi apariencia, la forma de mi cara, la forma de mis cejas... No era lo que yo quería hacer, o la industria en la que quería trabajar", recuerda la actriz.

Aquel episodio no terminó bien para sus pretensiones originales, porque Studio City, donde encarnó a la hija de un productor de música que trafica drogas, no tuvo mayor gloria. Pugh se dio cuenta que la industria operaba con distintos principios a los que ella había conocido cuando filmó The Falling. "Sentí que había cometido un gran error", confesó, sobre su primera experiencia hollywoodense.

A Florence Pugh le pidieron bajar de peso

La actriz consideró en ese momento que las exigencias que le estaban tratando de imponer en Hollywood no estaban acorde a lo que significaba para ella la profesión actoral. "Pensé que el negocio del cine sería como The Falling, pero en realidad, ésa era la parte superior del juego", afirmó Pugh, asumiendo que con aquella película le tocó ver la parte positiva de la industria.

Sin embargo, el destino le tenía guardada una segunda gran oportunidad: el filme Lady MacBeth (2016). Fue con esa película que confirmó todo el talento que no pudo ratificar en Studio City, y con el que había despuntado en The Falling. Aquella adaptación del drama clásico la lanzó al estrellato, a las nominaciones trascendentes, y sin tener que hace concesiones sobre su físico y su cambio de apariencia.

Hoy, para Florenece Pugh aquellos son solo tristes recuerdos, pero que prefiere revelar para que a otras jóvenes aspirantes a actrices no le suceda lo mismo, ni tengan que llegar a pensar que un cambio de apariencia determinará el éxito en su profesión. 

Pugh, quien dio las declaraciones a The Telegraph, hoy puede darse incluso el lujo de seleccionar los proyectos donde trabajar. Ahora se encuentra preparando el rol protagónico en la película de suspenso sicológico The Pack junto a Alexander Skarsgård, quien además dirigirá la producción.

Escenas de Florence Pugh en Don't Worry Darling

 

Tags

Lo Último

Más Noticias